BLOG OPINIONES DE OPAU

 

logo-nuevo-opau

Es frecuente el litigio, entre arrendatario (inquilino) y arrendador (propietario), en el momento en el que se produce algún siniestro en la vivienda por no tener inventariado correctamente en inmueble alquilado.

Tras años de mediar en conflictos derivados de la utilización, estado y conservación del inmueble he encontrado una herramienta que nos va a ayudar a actuar con más objetividad ante posibles siniestros. El INVENTARIO DIGITAL, aconsejo que ambas partes hagan todas la fotografías necesarias (y alguna más) de la vivienda arrendada, luego copiar las imágenes en dos CDS y firmar ambos cada una de las partes (arrendador y arrendatario) poniendo fecha, dirección e inventario. De esta sencilla forma, nos ahorraremos las discusiones sobre si la pared, por ejemplo, estaba o no manchada, etc., etc.…

Como siempre aconsejo poner la siguiente cláusula en el contrato de arrendamiento:

“La vivienda objeto de este contrato se halla en perfecto estado y condiciones de uso y habitabilidad (se adjunta inventario digital).

La parte arrendataria se obliga a mantener la vivienda y el mobiliario arrendado limpio y en beneficio de su conservación, quedando autorizado el arrendador o la persona designada con permiso del mismo a vigilar el buen estado de conservación y en su caso para la realización de obras obligatorias con arreglo a lo establecido en la Ley de Propiedad Horizontal.

Todos los daños y desperfectos ocasionados en la vivienda y mobiliario, serán reparados por cuenta de la parte arrendataria antes de la finalización del presente contrato cuando sean derivados por la responsabilidad del mismo.

En el caso de que se comprobase por la propiedad el incumplimiento de la obligación a que se refiere el párrafo precedente, el arrendador ordenará la correspondiente limpieza y decoro de la vivienda y mobiliario, siendo de cuenta de la parte arrendataria los gastos que se ocasionen”.

Quizá el inventario digital no sea la panacea pero nos permitirá tener una prueba evidente del estado en el que arrendamos la vivienda de una forma real y visible de forma objetiva por ambas partes.

 

Espero que vayáis tomando nota para que en futuros arrendamientos tengáis menos contingencias y una relación fluida y de amistad con el propietario, no en vano, estáis viviendo en su “casa”

SUBIR UA-57152800-1